Para Manuel Peltier, Presidente de Soletanche Freyssinet, «el calentamiento climático se ha vuelto un desafío primordial en la época en que vivimos. Como empresa, como constructora y como seres humanos, tenemos que obrar para reducir nuestra huella ecológica y preservar nuestro medio ambiente. Es por ello que el grupo Soletanche Freyssinet se ha comprometido con un fuerte enfoque medioambiental y se ha fijado entre otros el objetivo de reducir sus emisiones directas de CO2 en un 40 % de aquí a 2030.

Fuertemente involucradas en ese esfuerzo colectivo para descarbonatar la industria de la construcción, las empresas de Soletanche Freyssinet multiplican a través de los distintos proyectos, realizaciones concretas: desarrollo y uso de hormigón de bajo carbono por Soletanche Bachy, descontaminación de suelos de páramos industriales por Menard y su filial Remea, realización de pasajes para animales salvajes por Tierra Armada, desarrollo de la técnica de postensado por Freyssinet — eficiente en términos de uso de materiales —, operaciones de desmantelamiento y descontaminación de sitios industriales contaminados por Nuvia, servicios de digitalización para el sector de la construcción por Sixense o también concepción e instalación de fachadas fotovoltaicas de edificios por ActivSkeen.

En el marco de ese esfuerzo colectivo, también es esencial compartir nuestras buenas prácticas y desarrollar nuevas ideas y técnicas. Es por ello que lanzamos hoy internamente – juntos con todas las empresas del grupo VINCI – el Premio del Medio Ambiente. El mismo les permite a todos proponer iniciativas a favor de nuestra estrategia, que podrán ser valorizadas, premiadas y luego desplegadas en nuestras empresas.

¡Comparte este contenido!